Bora Bora: el Paraíso a tu Alcance

1067
Es Masculino-Bora Bora, el Paraíso a tu Alcance1

Sin ninguna duda Bora Bora es de esos lugares que se pueden calificar como auténticos paraísos, lugares que merecen la pena ser visitados al menos una vez en la vida. Aquí en esmasculino.com te vamos a hablar seguidamente de este maravilloso lugar, pudiendo acceder también a los mejores hoteles de Bora Bora, en los que poder pasar unas inolvidables e increíbles vacaciones.

Descripción geográfica

Esta isla del archipiélago de la Sociedad es bastante pequeña: la isla principal sólo mide 8 km de norte a sur y 5 km de este a oeste; la superficie total de Bora Bora, incluidos los islotes, es inferior a 39 km². Bora Bora tiene una extensión de 29,3 km². Su isla central es montañosa, es un volcán extinto rodeado por una laguna separada del mar por un arrecife. El punto más alto es el monte Otemanu con 727 metros situado sobre el centro del atolón; otro punto alto es el monte Pahia, sobre la isla principal y alcanza 661 metros de altitud.
La isla principal posee 3 bahías abiertas sobre la laguna: la bahía de Faanui, la bahía de Tuuraapuo o bahía Povai al oeste, y la bahía Hitiaa al noroeste. La bahía de Tuuraapuo separa la isla principal de dos islotes de origen volcánico: Toopua y Toopua-iti.
Unos arrecifes en forma de collar, de coral, rodean la isla central y la protegen del mar abierto como si fuese un dique. Es un arrecife-barrera, que sólo presenta una apertura sobre el océano: el paso de Teavanui, situado al oeste de la isla principal, que permite a los grandes buques de carga y cruceros el poder entrar en la laguna, aunque deben permanecer en un canal ya que fuera de este, gran parte de la laguna es poco profunda. El arrecife-barrera es amplio en algunas de sus zonas, donde supera los dos kilómetros de anchura al suroeste de la isla. Al este y al norte de la isla, el arrecife soporta una serie de islotes formados por ruinas coralinas y arena (los motu). Precisamente, sobre uno de estos se sitúa al norte, el Motu Mute, que es donde el ejército americano construyó una importante base aérea durante la segunda guerra mundial, y que en la actualidad se ha convertido en el aeropuerto de Bora Bora.
La laguna, muy abundante en pesca, es destacable por su amplitud y belleza. Su color varía con la profundidad: añil oscuro cuando es más profunda (paso Teavanui, bahías de Poofai y Faanui), todos los matices pastel del azul y del verde en otras zonas. Los corales, cuando casi están muy cerca de la superficie, junto con la fauna que la coloniza, llegan a mostrar una gran variedad de colores: yema de huevo, roja, azul o púrpura.

Historia de Bora Bora

La historia de Bora Bora se remonta al año 300 d.C. Fue entonces cuando los pueblos polinesios que aún no habían sido descubiertos, comenzaron a convertirse en lugar de residencia de marineros y navegantes que iban abandonando el sudeste asiático en busca de tierras extrañas y lejanas como Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Tonga, las islas Cook, Hawai y la actual Polinesia Francesa.
Según han pasado los años, esta zona ha cambiado varias veces su mapa político. Al principio cada isla Polinesia estuvo gobernada por un cacique local; a finales de 1700, los británicos intentaron gobernar la zona asaltando e invadiendo la región, consiguiendo el control casi total de las islas.
Sobre la mitad del siglo XIX, Francia comenzó a tener el control de varios archipiélagos que conforman la Polinesia. Después de varias amenazas políticas y maniobras dilatorias, los franceses consiguieron desplazar a los ingleses en 1842 consiguiendo el control de prácticamente todo el territorio, que poco después se convertiría oficialmente en la Polinesia Francesa.
Actualmente se han intentado movimientos que buscan la independencia de estas islas, pero las leyes políticas francesas dejan claro que no van a renunciar a sus territorios de ultramar, aunque el grupo de islas establece una gestión interna de sus pueblos, son parte del mapa político francés.

Es Masculino-Bora Bora, el Paraíso a tu Alcance3

Actividades para disfrutar en Bora Bora

Bora Bora es un paraíso natural donde disfrutar del maravilloso paisaje es una de las mejores actividades que se pueden realizar. ¡Pero no es la única! ¿Quieres saber cuáles son algunas de las increíbles aventuras que te esperan en Bora Bora? ¡Continua leyendo!
Visita al famoso Lagoonarium: ¿Has soñado alguna vez con nadar entre tiburones, tortugas marinas, rayas y otros animales marinos tropicales? ¡En el Lagoonarium es posible! Esta es una de las atracciones turísticas más conocidas, dado que, además de hacer realidad el sueño que supone nadar entre animales de todo tipo, también pone a tu disposición una gran variedad de actividades, entre las que se encuentran la posibilidad de realizar buceo libre entre los corales, alimentar a tiburones, interactuar con delfines y disfrutar conociendo esta magnífica isla. ¡Una experiencia que no te puedes perder y no olvidarás!
Excursión al Monte Otemanu: El famoso monte Otemanu está formado por un antiguo volcán, que forma un precioso contraste con el resto de la isla y con las aguas color turquesa sobre las que se alza. Su espectacular fisonomía y su preciosa fusión con la naturaleza hacen de este especial trocito de paraíso una parada obligada para aquellos que visiten Bora Bora. Además de disfrutar del paisaje en sí, siendo esto ya de por sí una experiencia maravillosa, entre las diferentes actividades que se pueden realizar mientras se visita el monte se incluyen la posibilidad de hacer un recorrido en 4×4 por la falda del monte acompañado por un guía, hacer escalada por su parte baja, rodear la preciosa montaña en una barca acuática para visualizarla por todos su ángulos o hacer un recorrido por los restos de la II Guerra Mundial que aún existen en el monte, cuando fue utilizado como lugar privilegiado para situar cañones, radares y puntos de comunicación, entre otras cosas.
Sumergirte en las tradiciones y costumbres de Bora Bora: Aunque el paisaje es espectacular y hay incontables actividades para disfrutar, incluyendo las que hemos comentado anteriormente, no debes olvidarte de disfrutar de la compleja y rica cultura polinesia. No dejes de probar la comida local, entre los que se encuentran exóticos platos hechos con deliciosas frutas, pescados y mariscos, como el Varo o las Chevrettes, y vegetales como el yute o el taro. Tampoco dejes de probar verdaderas estrellas de su cocina, como son el Tamaara o el delicioso postre llamado Poe, acompañados por cócteles de todo tipo. Igualmente, no dejes de disfrutar de los bellos bailes típicos de la Polinesia, especialmente los realizados por los famosos bailarines de fuego de Tahití.
Por último, si quieres enseñar a tu regreso cómo Bora Bora se te ha quedado grabada en la piel, puedes adornar tu cuerpo con los tatuajes típicos de esta zona antes de volver a la rutina y mundanal ruido. En cualquier caso, no debes dejar de disfrutar de algunas de las costumbres ancestrales de este maravilloso lugar.

AQUÍ LOS MEJORES HOTELES PARA UNAS ESTUPENDAS VACACIONES EN BORA BORA

Es Masculino-Bora Bora, el Paraíso a tu Alcance2

Consejos útiles para viajar a Bora Bora

Asegúrate de llevar una protección solar fuerte y utilízala con bastante frecuencia: Esta es una recomendación que no nos cansaremos de hacer, Bora Bora está muy cerca del Ecuador y, por ello, el sol que luce allí es muy fuerte, pudiendo provocar serios problemas en la piel para aquellas personas que no están acostumbradas a este tipo de clima. También es muy recomendable llevar gafas y gorra. Por lo tanto, si quieres evitar que problemas tales como dolorosas quemaduras en la piel te estropeen tus vacaciones, llévate un protector solar que te proporcione la protección más alta que sea posible y úsalo continuamente durante tu estancia.
Planea algo tranquilo para los dos primeros días: Dependiendo de tu lugar de origen, el jet lag que vayas a sufrir cuando llegues a Bora Bora será más o menos intenso, pero no dejará de estar presente. Tardarás algo de tiempo en adaptarte a la nueva zona horaria y el viaje sin duda te dejará un poco cansado, por lo que te recomendamos que dejes las actividades principales que hayas pensado realizar para un poco más adelante. Emplea las primeras horas de tu estancia en Bora Bora a dejar que tu cuerpo se recupere del viaje y se adapte al nuevo sistema horario dedicándolas a actividades tranquilas como masajes, pequeños paseos o románticas comidas junto a la playa, de forma que los sucesivos días puedas estar al 100% de tu energía para disfrutar de las maravillas que te ofrece Bora Bora.
¡Cuidado con los cocos! En Bora Bora, como en muchas otras islas tropicales, hay una gran cantidad de árboles, muchos de gran altura, especialmente palmeras. Personas que han viajado a Bora Bora han dicho que, andando por la isla, han visto caer cocos sobre lugares en los que paseaba la gente o sobre los coches aparcados. Por lo tanto, ten cuidado con los cocos cuando pasees por la maravillosa Bora Bora y evita así algún desagradable accidente.
Trae de casa todo lo que creas que puedas llegar a necesitar: Algunas personas prefieren comprar objetos de higiene personal como champús, cremas solares o jabones en el lugar de destino para disfrutar de los productos locales y, también, para evitar problemas en los controles del equipaje de mano en los aeropuertos y para evitar catástrofes como que un bote de líquido se rompa o se abra en la maleta, estropeando las cosas que llevábamos en ella. Pero en el caso de Bora Bora, te recomendamos que lleves todos los productos que creas que puedas necesitar durante tu viaje desde casa, puesto que es una zona turística y, por ello, los precios de los productos de este tipo son bastante caros. Por lo tanto, aunque tendrás numerosas tiendas a tu disposición por si se te olvida algo, lo mejor es que te lleves desde casa todo lo que creas puedas necesitar durante tu maravillosa estancia en Bora Bora.

En cuanto al dinero que se debe llevar, la cantidad es variable en función de varios factores: el régimen de comidas que hayas contratado en el hotel, las excursiones que quieras realizar, compra de recuerdos, espectáculos, etc… aunque con unos 2500 euros (2800 $) debería de llegarte e incluso sobrarte algo.
En fin, hay tantas actividades que se pueden realizar… lo más importante es tener dinero suficiente para poder disfrutarlas, aunque en Polinesia no es necesario (como podréis comprobar) realizar muchas excursiones para disfrutar de los maravillosos e increíbles parajes y no querer regresar.

Otros breves consejos prácticos:
1- Ver el cielo nocturno, al ser el hemisferio Sur o Austral no se ven las mismas constelaciones que desde el hemisferio Norte o Boreal, y se ven a simple vista las nubes de Magallanes y la Cruz del Sur.
2- Tomarse una cerveza Hinano bien fresquita.
3- Llevar una cámara de fotos subacuática, si no la lleváis os váis a acordar todo el viaje y si sois escrupulosos llevaros también vuestras gafas de bucear y tubo, aunque los hoteles suelen prestarlas sin cargo a sus clientes.
4- Si váis a bucear con tubo (apnea) llevar dentro del agua una camiseta, pues lo normal es que andes embobado con los corales y la fauna subacuática y al final te achicharres la espalda.
5- Probar los plátanos de allí. Hay unos pequeñitos (Fei) que están de rechupete y no dejar de probar el pescado marinado con leche de coco y las piñas.
6- Si os bañáis en zonas con mucho coral en el fondo, es recomendable que lo hagáis con unas zapatillas de agua para no dañaros los pies.
7- Ir a misa un domingo para ver a los Polinesios cantar a capella, es digno de oírse.
8- Al coger el avión hacía Bora Bora, sentarse a la izquierda para ver Moorea, Huahine, Raiatea-Tahaa y antes de tomar tierra, Bora Bora. Al despegar de regreso desde Bora Bora, normalmente vía Los Ángeles o San Francisco, si pedís asientos de la izquierda, podréis ver Tetiaroa (el atolón de Marlon Brando) Rangiroa y Tikehau.
9- Si tenéis pensado comprar alguna perla negra, hacedlo en cualquier lugar que no sea Bora Bora pues allí son mucho más caras que en otras islas.
10- Procurad respetar el entorno, sobre todo no arranquéis coral vivo y leed algo sobre la fauna acuática de la zona que nunca viene de más.

Ahora ya solo falta disfrutar del viaje a este paraíso del que no váis a querer volver.

EsMasculino-Flecha-2

AQUÍ LOS MEJORES HOTELES PARA UNAS ESTUPENDAS VACACIONES EN BORA BORA

 

Es Masculino

Síguenos en Twitter , Facebook e Instagram

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA